Seleccionar página

Independiente del lugar o tipo de parto que tenga una madre, “dar el pecho a los recién nacidos en su primera hora de vida les proporciona la mejor oportunidad para sobrevivir, crecer sanos y desarrollar todo su potencial”.

El contacto piel con piel que empieza inmediatamente después del nacimiento y dura hasta que el bebé termina de amamantar por primera vez tiene una duración aproximada de 1 hora y es tan importante para el desarrollo del recién nacido que se le ha llamado “Hora de oro”.

Se ha demostrado que esta práctica tiene múltiples beneficios:

  • El calostro, la primera leche, contienen factores que brindan protección al recién nacido y su ingestión durante la primera hora de vida previene la mortalidad neonatal.
  • Aumenta las probabilidades de que los bebés sigan amamantando.
  • Aumenta la probabilidad de mantener la lactancia exclusivamente materna entre el primer y cuarto mes de vida.
  • Aumenta la duración total de la lactancia materna.
  • Ayuda a regular la temperatura corporal de los recién nacidos.
  • Los recién nacidos a quienes se pone en contacto directo con la piel de su madre también parecen interactuar más con ellas y llorar menos.
  • Expone al bebe a bacterias beneficiosas que se encuentran en la piel de la madre, las cuales protegen a los bebés de enfermedades infecciosas y les ayudan a fortalecer su sistema inmunológico.

Además, la lactancia durante la primera hora de vida y a libre demanda permite:

👉 Ayudar a prevenir la ictericia.
❤️ Afianzar el vínculo mama – bebé.
💑 Mejorar la satisfacción de los padres.
🙂 Disminuir el estrés materno.

(Información obtenida de UNICEF y OMS)

Si tienes dudas en cuanto a lactancia agenda tu hora!


Por: Glenda Skinner M.
Fonoaudióloga Especialista en Deglución Asesora y Consejera de Lactancia – Clínica del Alma


 

Síguenos en redes sociales
Facebook
Facebook
Instagram